11 SOLTAR, 21 DÍAS PARA LA LIBERTAD

Sólo un milímetro de nuestro cambio de posición en el presente, laza nuestra vida a un destino con cientos de metros de diferencia.

Maku Sirera Pérez

-DÉCIMO PRIMER DÍA DE PRÁCTICA DE SOLTAR, DEJAR IR-

DECIR NO A LO QUE HAY QUE DECIR NO

Seguimos con los conceptos de que “Somos responsables en un 100% de todas las experiencias que vivimos, nuestros pensamientos de hoy crean las experiencias del mañana” y que “El presente es el único momento del cambio, ni el pasado ni el futuro existen”.

Hablamos hace unos días del verbo “elegir”, de que somos responsables 100% de nuestras decisiones, bien por acción o por omisión y de que siempre estamos eligiendo entre “montar un caballo u otro, los dos al mismo tiempo es imposible (hoy por hoy).

Una vez que decides elegir y además eres consciente de que todo en la vida es una elección, tanto si caminas hacia un lugar como si caminas hacia otro, avanzas con las acciones, con los verbos, con sus significados y con lo que obtienes de éstas, tus acciones. Sólamente los resultados son indicativos de que tus elecciones te llevan a lo que esperas, deseas o has imaginado  obtener o debes elegir otra forma y crear cambios en tus elecciones.

“SI SIEMPRE HACES LAS MISMAS COSAS, OBTENDRÁS SIEMPRE LOS MISMOS RESULTADOS, PARA OBTENER ALGO DIFERENTE, TENDRÁS QUE HACER ALGO DISTINTO”

Sin embargo, no es suficiente con tomar consciencia de que todo en nuestro hacer es una elección. Es importante seguir desarrollando los conceptos que tienes en los escenarios que te has pedido vivir con tus pensamientos o con tus palabras. Cuando eres consciente de las elecciones y de que eres responsable de los resultados que obtienes en tu vida, gracias a esas elecciones, es importante tener consciencia también de qué “te permites y aceptas” con esas elecciones. Me refiero a si tomas elecciones de abundancia y al mismo tiempo existen un montón de miedos hacia esa abundancia, en este caso, no estás en predisposición de permitir que esa abundancia entre en tu vida y será aún más complicado aceptarla.

Los miedos nos preservan de los peligros y en su justa medida son beneficiosos en la vida, sin embargo, atesorarlos o vivirnos en ellos no es nada beneficioso para alcanzar tanto lo que merecemos como lo que nos corresponde. Como observarás, todo requiere presencia, estar en el “aquí y ahora”, tomando consciencia de lo que estoy eligiendo vivir ahora y qué me permito y acepto en cada instante de vida.

Las creencias y las lealtades a nuestro clan, bien por elegir repetir sus experiencias o escenarios, como si elegimos vivirnos en lo opuesto, nos limitan, pues estamos mirando hacia un lugar que no es el presente, no eres tú quien está al final de esa mirada. 

PERMITIR. Reflexiona si estás dispuesta a permitir todo lo que visualizas, sientes, vives, recibes, conversas, obtienes, compartes, entregas, ofreces, mereces, escuchas, observas. Reflexiona si en ti existen creencias, fidelizaciones sociales o hacia tu clan que te impiden, de algún modo, permitir la abundancia y vivir en ella, o lo que es lo mismo en el amor. Permitir TODO es un desgaste descomunal que te llevará a la frustración y a permanecer en un estado egótico que te aleja del amor. Como digo yo “Bienvenido al mundo de selecto de Maku, donde NO todo vale”.

No eres un cubo de basura donde verter todo tipo de alimentos. No eres un lugar de escombros donde arrojar lo que los demás han roto o no quieren. Eres un lugar sagrado, bello, merecedor, ordenado y limpio por donde transitar con los pies del alma limpios, delicadamente y sin restos de otros caminos rotos. Recuerda que esto, más que merecerlo, que también, te corresponde, sin embargo después de tomar consciencia de esto, elegir transitar por la paz y el amor, tienes que PERMITÍRTELO Y ACEPTARLO.

Te “REGALO” un cuento como un ejemplo.

Marita, una joven muy pobre iba a cumplir 15 años y decidió festejarlo e invitar a sus compañeros del colegio. Para esto ahorró dinero por mucho tiempo.

Al enterarse sus amigos de la fiesta, decidieron hacerle una broma. Dentro del grupo estaba Pedrito, el líder, era el que se divertía mofándose de todos. Les dijo que se encargaría personalmente de preparar el regalo.

Llenó una caja muy bonita con basura y desperdicios mal olientes, la envolvió con papel dorado, le puso un gran moño y una tarjeta con agradables palabras.

Llegó la hora del brindis, le cantaron el Feliz Cumple y fue el momento que Pedrito en representación de todos le entregó el regalo.

Marita, que estaba disfrutando la fiesta de una manera increíble, abrió la caja con ilusión delante de los presentes, entonces se encontró con la gran sorpresa. Pedrito y sus compinches se rieron y se burlaron haciendo comentarios desagradables y humillantes.

Sin desdibujarse la sonrisa de su cara, Marita le pidió a Pedrito que la esperara un momento. Ella se retiró por unos minutos de la fiesta, tiro la basura, limpio la caja, la lleno de flores y la envolvió con el mismo papel. Al entrar al salón, todos se quedaron sorprendidos de su actitud.
Fue al encuentro de Pedrito, con mucho cariño y dulzura le dijo: -Este es mi regalo para ti.
Expectantes y en silencio los presentes, pensaron que la devolución de la broma iba a ser más pesada. Este con manos temblorosas, abrió la caja y para su sorpresa, le preguntó: -¿Qué significa esto. A lo que ella le contesto: 
«Cada uno da lo que tiene en su corazón». Y a partir de ese instante Marita, decidió celebrar su cumpleaños con otras personas a las que poder llamar amigos. Dijo “NO” desde la amabilidad que ella se merecía.

ACEPTAR, una vez que has hecho una elección y has tomado consciencia de qué “TE”  permites o no, tienes que reflexionar si “SÍ” lo aceptas o de lo contrario “NO” lo aceptas. Hago referencia al cuento anterior, ella no aceptó el regalo de Pedrito, aunque lo recogió desde a la amabilidad que merecía, no lo aceptó.

Te ayudará el concepto de “REGALOS”, todo cuanto nos acontece en la vida son regalos; palabras, besos, abrazos, insultos, desprecios, abandonos, caricias, agresiones, etc. Regalos que la vida nos ofrece como AMOR o como PETICIONES DE AMOR, como BENDICIONES o como LECCIONES, y por tanto es una acto de amor reflexionar si aceptamos esos regalos del exterior o nos hacemos un regalo a nosotros mismos, decidiendo elegir de nuevo poner límites, darnos amor y  capacitarnos en nuestros resultados. El capacitar a la otra persona no NOS CORRESPONDE y no está en nuestra mano, lo que el otro decida elegir hacer con nuestra toma de consciencia y con nuestro elegir poner límites, está fuera de nuestro alcance a todos los niveles.

Responde hoy a estas preguntas en tu libreta de SOLTAR y guarda tus respuestas debajo de tu almohada. Vive el día reflexionando qué te permites, qué permites y qué no. Mañana, vuelve a leer las preguntas y contesta de nuevo cada una de ellas (sin leer las respuestas del día anterior). Una vez respondido observa que es lo que ha cambiado en ti.

¿Qué significa para ti Permitir?

¿Qué permites en tu día a día?

¿Es verdad que te permites todo lo que deseas, imaginas, quieres, amas, aspiras o te ilusiona? Reflexiona y describe qué te permites.

¿De qué forma y manera te lo permites?

¿Te permites el amor en tu vida? ¿y para ti?

¿Qué le permites a los demás?

¿Qué significa para ti aceptar?

¿Qué aceptas en tu vida?

¿Qué te aceptas de ti misma?

¿Y a los demás?

¿Te permites el dinero?

¿Te permites la abundancia?

¿Te permites el descanso?

¿Te permites el disfrute?

¿Te permites la diversión?

¿Te permites el cuidado?

¿Te permites una alimentación sana?

¿Te permites la salud?

¿Te permites la paz?

¿Cómo te sientes cuando elijes reflexionar sobre lo que permites y lo que no?

¿Te lo permites?

¿Aceptas las reflexiones o de lo contrario te resistes?

¿Te sientes libre para permitir u/o aceptar?

Hoy, sólo llevarás al contenedor un sólo objeto o, una sola reflexión escrita en tu libreta de SOLTAR, elige algo que sientas que te limita para recibir, para permitir, para aceptar la abundancia que mereces y que te corresponde. Déjate sentir, hoy sólo tienes que permitirte sentir, sin razonar porqué has escrito o has elegido llevar al contenedor lo que sea que has elegido, sólo siente, elige, permite y acepta tu decisión como acertada, correcta y perfecta. No pienses, “SÓLO SIENTE”, elige, permite y “ACÉPTATE”.

Seguidamente sólo reflexiona y medita las preguntas y tus respuestas, tómate el tiempo que precises hasta que sientas que has terminado. Duerme con tus respuestas, colócalas debajo de tu almohada y mañana, al despertar, lee lo que has escrito y elige transitar por tus escenarios de vida desde estas preguntas. Te invito a que observes qué permites de los demás hacia ti y qué te permites tú, qué aceptas de lo que permites y qué no aceptas.

Busca una foto tuya, donde solamente aparezcas tú, mirando al frente si es posible. Respira lo que te hace sentir esa fotografía que has elegido, si lo que sientes es paz, alegría, buenos recuerdos es decir, sentimientos positivos, colócala entre lo que vas a escribir en tu libreta  CREADORA y déjala que descanse en tu CAJA MÁGICA, ese lugar de felicidad que ya está bien cargadito y que cuando te acercas a ella, tu cerebro se activa hacia lo positivo. Escribe en tu libreta CREADORA…

SOY MERECEDORA, SOY VÁLIDA, SOY SUFICIENTE, ELIJO TODA LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO, SIN DIMINUTIVOS. ME PERMITO LA ABUNDANCIA Y LA ACEPTO EN MI Y EN MI VIDA. SOY UN TODO INDIVISIBLE CON EL AMOR.

Una vez has escrito estas palabras, coloca tu fotografía elegida entre ellas y coloca todo en tu CAJA MÁGICA, permítete el descanso hoy y elige la paz ahora.

Maku Sirera Pérez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s