CONCIERTOS DE “SILENCIO”

Como compañero fiel de la calma, abriga palabras en mi interior y le dan forma a mis pasos.

Maku Sirera Pérez

SIETE DÍAS DE CONCIERTOS DE SILENCIO

Colócate en un lugar tranquilo, en soledad, cuándo elijas no ser interrumpido, en la tranquilidad de un lugar de paz y cierra los ojos para sentir contestar a estas preguntas, una vez que así lo sientas, escribe todas aquellas respuestas o palabras que fluyan de tu interior, sin juicios, sin razones, sin mente, simplemente déjalas salir y abrígalas sin más.

¿Qué es el silencio para ti?

¿Qué es la paz para ti?

¿Qué es el amor para ti?

En esta ocasión hablo del silencio como compañero elegido, facilitador de encuentros de respeto, hacia uno mismo y hacia el entorno, considerando persona todo lo que nos rodea, como lo nominan los KEROS, persona con vibración de vida conectados a una sola alma, con un mismo color lleno de millones de tonalidades.

No existe un oponente ahí  afuera, fuera de nosotros, lo que observamos es la proyección de nosotros mismos y es un acto de amor coincidir con la experiencia y con las  personas que nos encontramos en los escenarios de vida. Si lo que vivimos es una proyección de nosotros mismos y no existe un oponente ahí afuera, quiere decir que lo que regalamos, damos, enviamos, hacemos a los demás, nos lo estamos regalando, dando, enviando y haciendo a nosotros mismos. “Lo que damos, nos lo damos, lo que no damos, nos lo quitamos Jodorowsky.

EL SILENCIO como regalo que sale al encuentro de nuestro respeto y el respeto ofrecido a nuestro paso, pues a través de elegir el silencio, somos capaces de observar que nuestra alma habla constantemente. Nos habla, nos dibuja, nos canta en un sinfín de idiomas, tono, notas y composiciones.

Después de los 28 día de agradecimiento, hemos tomado consciencia de que la vida misma es una fortuna, es un premio gordo al que hemos apostado una sola vez desde la certeza de ser ganador, conscientes de lo que nos rodea aun cuando en algunas ocasiones, ni siquiera los vemos o queremos ver.

Según la RAE.-

Silencio.

(Del lat. silentĭum).

1. Abstención de hablar.

2. Falta de ruido.

¿Qué es el silencio? Cierra los ojos, toma una respiración profunda y deja sentir esta pregunta…

¿Estás totalmente en silencio?

¿Crees que no existe ningún sonido a tu alrededor? ¿Y dentro de ti?

Según la RAE.-

         Paz.

Es generalmente definida, en sentido positivo, como un estado de tranquilidad o quietud, y en sentido negativo como ausencia de inquietud, violencia o guerra. Para la RAE (Real academia de la lengua española), sin embargo paz significa: Situación y relación mutua de quienes no están en guerra.

¿Qué es la paz? Cierra los ojos, toma una respiración profunda y deja sentir esta pregunta…

¿Estás en paz? ¿Te sientes en paz?

¿Con quién o con que te sientes en paz?

Cierra los ojos y vuelve a tomar una respiración profunda y pregúntate de nuevo, ¿Qué es la paz?, sigue con los ojos cerrados y déjate sentir lo que te venga. Incorpora poco a poco los sonidos que emite tu respiración y lo que fluye de tu interior, mantén esta situación un par de minutos dejando que los pensamientos fluyan sin juzgar si son o no adecuados, simplemente déjalos que surjan y sigue respirando despacio. Abre los ojos y respira de nuevo.

Los conciertos de silencio es una dinámica que agregamos en el programa Lázaro y en conflictología,  después de haber realizado los 28 día de agradecimiento, sin embargo se puede practicar siempre que lo deseemos o en cualquier situación que sintamos necesitar PAZ.

Siete días de práctica de silencio, practicando conciertos silenciosos de palabra para obrar la magia del ruido interno y elegir volverse calmo en el día a día, reconocerse el dialogo interno, y todo cuanto habita en nosotros que elijamos integrar, gestionar, reconocer, aprobar, agradecer, perdonar, soltar y dejar marchar, para amarnos, para tratarnos, para necesitarnos, para vivir con nosotros mismos que es lo que más necesitamos, nuestra propia aprobación a SER, a VIVIR, y nuestro propio reconocimiento de SER y EXISTIR.

PRÁCTICA DE 7 DÍAS DE CONCIERTOS DE SILENCIO

Necesitarás una libreta o un lugar donde poder anotar.

1.- PRIMER DÍA.

3 minutos en solitario.

         AFIRMACIÓN  PARA  SILENCIAR  EL  DIÁLOGO  INTERNO

         EL SILENCIO HABITA EN MI, ME OTORGO MILES DE POSIBILIDADES DE PAZ

La práctica del primer día es elegir varios momentos al día, en solitario, para quedarte en silencio durante 3 minutos. Elegir siete veces al día permanecer en solitario y en silencio durante 3 minutos.

         A primera hora de la mañana tienes que elegir los momentos los cuales vas a respetar un espacio al silencio y anotarlo en el lugar que has elegido para esta práctica. Es importante elegir los momentos y anotarlos y crear,  con esta decisión, una promesa entre el silencio y tú. 

         Detener tú habitual movimiento o parloteo y con él, tú cuerpo. Elegir un espacio donde puedas estar sola, preferiblemente sentada (sirve cualquier postura que te encuentres en ti), para respirar cómodamente con los ojos cerrados.

         Cierra los ojos y toma varias respiraciones profundas, repitiendo la afirmación de hoy.

2.- SEGUNDO DÍA.

3 minutos en solitario con un sonido

AFIRMACIÓN  PARA  SILENCIAR  EL  DIÁLOGO  INTERNO

         ELIJO PAZ AHORA, ACALLO MI PALABRA Y ME ABRIGO EN EL SONIDO INTERIOR

La práctica del segundo día es elegir varios momentos al día, en solitario, para quedarte en silencio durante 3 minutos y observar un solo sonido a tú alrededor. Elige siete veces al día permanecer en solitario y en silencio durante 3 minutos, eligiendo un solo sonido de tú alrededor.

         A primera hora de la mañana elige los momentos los cuales vas a respetar un espacio al silencio y anotarlo en el lugar que has elegido para esta práctica. Es importante elegir los momentos y anotarlos y crear,  con esta decisión, una promesa entre el silencio y tú. 

         Puedes elegir el mismo sonido cada una de las siete veces que te detengas a observar tú ruido interno cooperando con el ruido externo,  parar  a disfrutar del concierto de silencio, o bien elegir un sonido diferente cada vez que decidas aquietarte y experimentar el silencio.

         Se trata de dedicar tu atención a un sonido externo, observarlo, escucharlo, reconocerlo. Cuál es su tono, la calidez del sonido, si está solo o acompañado, si los has escuchado en otro lugar además del que has elegido para parar tu movimiento diario. Reconoce si realmente se encuentra fuera o en tú interior suena una música parecida.

¿A qué o a quién se parece? ¿Tiene un color? ¿Es fuerte o débil? ¿Qué te hace sentir? ¿Te traslada a algún lugar? ¿Y algún tiempo? ¿Podrías caminar por ese sonido?

Coloca tú atención cada vez en un único sonido y “conciértate el alma, imagina que has elegido un lugar y un momento para escuchar la música que respira tu alma. SILENCIO.

         Cierra los ojos y toma varias respiraciones profundas, repitiendo la afirmación de hoy.

3- TERCER DÍA.

3 minutos con tú corazón

AFIRMACIÓN  PARA  SILENCIAR  EL  DIÁLOGO  INTERNO

         ES CONMIGO CON QUIEN ELIJO SER, ESTAR Y VIVIR, LATE MI VIDA

La práctica del tercer día es elegir varios momentos al día, en solitario, para quedarte en silencio durante 3 minutos y observar el sonido de tú propio corazón, escuchar como late, como bombea la sangre que habita en tú interior, sonido de vida, de movimiento, de energía fluyendo conectada a todas y cada una de las partes de ti mismo. Fluye y recorre desde la cabeza hasta los pies. Desde tu coronilla, fuente de entrada a la conexión del poder del AMOR del Universo, hasta las plantas de los pies, lugar de contacto con la madre tierra y con lo que nos sustenta y nos da la aprobación a esta vida.

Antes de levantar tu cuerpo de la cama, cierra los ojos de nuevo, coloca la música que a continuación tienes en el enlace siguiente  y déjate envolver por  ella, simplemente tienes que escuchar, dejarte identificar, y  con ella, volver a  cuando crecías en el vientre de tu madre.

Dedícale unos minutos a escuchar este sonido antes de levantarte  y luego, durante la práctica de hoy, recuérdalo en tu silencio, en tu decisión de paz, mientras repites en tu interior la afirmación de hoy.

Elige siete veces al día permanecer en solitario y en silencio durante 3 minutos, eligiendo escuchar uno de los órganos vitales, más poderosos que tenemos y que desde su majestuosa posición y sin moverse de su lugar, nos mantiene conectadas todas las células y todos los espacios.

         Luego de esta escucha,  elige los momentos los cuales vas a respetar un espacio al silencio y anotarlo en el lugar que has elegido para esta práctica. Es importante elegir los momentos y anotarlos y crear,  con esta decisión, una promesa entre el silencio y tú.

         Cierra los ojos y toma varias respiraciones profundas, repitiendo la afirmación de hoy.

4.- CUARTO DÍA.

3 minutos en silencio con las conversaciones

         AFIRMACIÓN  PARA  SILENCIAR  EL  DIÁLOGO  INTERNO

         RESPETO TÚ PROCESO,  ME MANTENGO EN MI CENTRO. NADA TIENE IMPORTANCIA, SÓLO EL AMOR.

La práctica del cuarto día es elegir varios momentos al día,  ahora ya tienes más práctica y estás capacitada para incorporar el silencio en otros escenarios donde interactúas con más personas, para quedarte en silencio durante algunos minutos y escuchar a las demás personas en su diálogo sin intervenir. Escuchar desde la mirada de la bendición, sin juicios, sin opiniones propias, sin compararte con ellos o compararlos contigo.

Hoy, al despertar a primera hora de la mañana, cierra de nuevo los ojos, escucha música de meditación para la paz ( abajo tienes un link por si te sirve) y escucha lo que emana de tú interior, de ti, cuando al escuchar la música recuerdas y repites la pregunta ¿Qué es la paz? ¿Qué es el amor?. Durante unos minutos escucha, sin más y haz que tu centro responda, pasados unos minutos, escribe las respuestas en tu lugar elegido para esta práctica, escribe la palabras, las frases, los símbolos, las imágenes, todo cuanto tu interior, tú centro, amablemente te  ha comunicado.

Lleva contigo las respuestas, serán de mucha utilidad para practicar el silencio cuando te encuentres haciendo la práctica del silencio, de los conciertos de silencio hoy.

Hoy, cada vez que te encuentres en conversaciones con mas personas, sea en el lugar que sea, practica el silencio, escucha, no contestes rápido, no respondas a todos los comentarios, antes de entrar en una conversación, mantente en silencio durante unos minutos, recuerda todas esas cosas que anotaste y sentiste al comienzo del día que evocan lo que significa para ti la paz y luego valora si es necesario para ti conversar, responder o interaccionar de la forma que habitualmente lo haces, o de la forma que lo ibas a hacer, recuerda la música si es necesario, RECUÉRDATE.

Escucha sin más, poniendo tu atención en el tono de su voz, en sus ojos sin te es más fácil permanecer en silencio, suelta el control de la conversación y mantén tus palabras en tú centro, en tu elección, en tu decisión hoy de sentir y SER PAZ, sin opinar, sin la necesidad de hacer tuya la conversación, las palabras, solo escucha y mantén tú paz, son sólo unos  minutos.

         Toma suavemente varias respiraciones profundas, repitiendo la afirmación de hoy internamente.

5.- QUINTO DÍA.

3 minutos en solitario eligiendo las circunstancias.

         AFIRMACIÓN  PARA  SILENCIAR  EL  DIÁLOGO  INTERNO

         ESTOY EN EL LUGAR  CORRECTO  Y  TODO ES PERFECTO PARA MI AHORA, ASI LO HE ELEGIDO.

La práctica del quinto día es elegir una persona o situación, esta vez serán tres en vez de siete, a la que le otorgas el poder de quebrar tú paz, y digo le “otorgas el poder de quebrar tú paz, porque ya sabes que nadie te hace nada que tú no le permitas, o por lo más, nadie tiene el poder de cambiar tú actitud ante las experiencias de vida si tú no se lo entregas.

Elije las personas o situaciones y suelta tú control delante de ellas, silencia tus palabras, respira y mantén tú atención en tú centro, en el latido de tú corazón que fluye, o en cualquier sonido que elijas que se encuentre a tu alrededor.

Elije un NO SÉpara todas las conversaciones que hoy tengas con esas personas. Hoy no va de tener razón, hoy no va de una lucha de poder, hoy no va de jerarquía, hoy no va de ganar terreno o de cederlo, hoy va de elegir la PAZ, hoy va de amarte hasta el punto de ofrecerte el silencio  de amabilidad, hoy va de recogerte en el silencio para regalarte amor y paz, hoy va de cobijarte en el silencio de tu propia razón esencial, hoy va de amarte, de ser amable contigo mismo y darte valor, darte el valor del poder del AMOR en el acto de silenciar tus palabras y tu mente programa, soltar los programas, las creencias, las fidelizaciones a un sistema o todos y entregar el silencio a la calmas, la más fiel y leal demostración que podemos regalarnos a nosotros mismos es a través del silencio, y  hoy vamos a darnos esta oportunidad de vida.

Recuerda que tú elijes como se desenvuelven las circunstancias, tú eliges un “NO SÉ” a lo que escuchas sin necesidad de demostrar que tienes razón o que la tiene la persona que está viviendo contigo la experiencia.

Esta es tú elección y tú decisión ahora. Estás capacitada para ELEGIR PAZ AHORA, tú has buscado a la persona, la circunstancia y tienes el poder del AMOR, úsalo y usa el silencio desde ese reclamo que te conecta con ÉL. El silencio y el AMOR caminan unidos por  y hacia la paz, son dos enamorados que se miran el uno al otro como si no existiera otra vida.

         Sonríe y respira cuantas veces te haga falta y “silénciate” un NO SÉ constante, toma suavemente varias respiraciones profundas, sonríe repitiendo la afirmación de hoy internamente.

6.- SEXTO DÍA.

3 minutos de silencio usando tú imaginación

         AFIRMACIÓN  PARA  SILENCIAR  EL  DIÁLOGO  INTERNO

         ELIJO ESTE LUGAR PERFECTO, EL SILENCIO AQUIETA MI MENTE.

La práctica del sexto día es elegir usar tú imaginación para aquietar tú mente.

Antes de levantarte de la cama, antes de comenzar el día, vas a crear un espacio en tú mente al que puedas elegir viajar en cualquier experiencia que surja a lo largo del día que quieras encontrar paz, mantener el silencio, reencontrarte con tu centro, perdonar o soltar el control, la discusión o poder de la razón.  Tres minutos de silencio 7 veces al día viajando a este lugar que vas a crear.

(Puedes grabar lo que a continuación se detalla, si sientes que te facilitará el poder crear este espacio)

.-Te puede servir cualquiera de las dos opciones de música.-

Cierra los ojos y toma una respiración profunda, y observa como el aire entra por la nariz, pasa por tú garganta y llega a tus pulmones. Con cada respiración profunda permite a tu cuerpo soltar el control y dejarlo fácil, libre, ligero, sonríe, cada vez que respires sonríe, y permite la relajación en la respiración de forma fácil y libre,

Sigue con los ojos cerrados y observando como la respiración convierte tu cuerpo en un lugar de paz, en un lugar de calma, en un lugar de sosiego y tranquilidad. Ahora en este momento todo está bien y es perfecto en tú mundo, en este instante vives desde la facilidad del AMOR y su espacio.

El aire, elemento vital y necesario para la vida, te otorga la vida necesaria para este instante de paz. Toma otra respiración profunda y siéntete aire, siéntete ligera, siéntete libre como el aire que entra por tu nariz, pasa por tu garganta y entra en los pulmones.

Ahora te encuentras en un lugar seguro, un lugar donde todo es bueno para ti, un lugar inmenso, completo y repleto de paz, de tranquilidad, un lugar perfecto que combina con tu cuerpo en este instante, un lugar infinito, donde el horizonte alcanza el infinito de tú visión y la paz que sientes es infinita como el aire.

Permanece con los ojos cerrados y tu intención puesta en el lugar donde estás ahora, un lugar donde todo es bueno para ti, un lugar sin palabras, sin conversaciones, con todo lo que tú necesitas para sentirte en paz contigo misma y con tu entorno.

Permanece con los ojos cerrados y toma otra respiración profunda  observando como todo lo que se encuentra a tu alrededor, en este lugar en el que te encuentras, ahora es infinito, es del color que  tú elijas. Presta atención al color de este lugar, un color que sigue regalándote en la paz, la calma, la tranquilidad, y multiplica su intensidad por mil, un color intenso en relajar tus pensamientos, tus palabras y regalándote una inmensa paz, vuelve a multiplicar esa sensación que te conduce a una emoción y a un estado en este momento perfecto.

Observa el olor de este lugar, un olor suave, el olor que tu elijas en este momento de paz y completa el color y el olor en una misma situación y momento, éste, ahora, aquí, en este lugar donde todo es bueno para ti, este lugar perfecto repleto de paz, calma y libertad. Observa la cálida temperatura del lugar en el que te encuentras aquí y ahora y únete a ella y a su color y a su olor.

Tú eres ese color, tú eres ese olor, tú eres la temperatura, tú eres este lugar, tú eres perfecta en este lugar, tú eres el lugar, tú eres espacio, tú eres paz, tú eres libre, tú eres silencio en el AMOR.

Tú eres silencio, tú eres paz en el silencio, tú sientes es silencio como tuyo, eres silencio.

Sonríe y respira, toma otra respiración profunda y déjate sentir en este instante, en este momento perfecto, tu eres perfecta, una persona perfecta en un lugar perfecto, sin necesidad de palabras, eres completa y entera.

Respira y cuando así lo sientas, lentamente abre los ojos y mira hacia arriba, despacio, con calma y sintiéndote en el recuerdo de este instante.

Este lugar que acabas de crear, es el lugar que hoy vas a utilizar para el concierto de silencio.

Elije la experiencia o la persona y utiliza tú lugar para viajar a encontrarte con el silencio, con tu centro, con la paz que habita en ti. Es muy fácil y reconfortante y ya eres una persona experta en elegir la paz usando el silencio.

Sonríe y respira, toma suavemente varias respiraciones profundas, sonríe repitiendo la afirmación de hoy internamente.

7.- SÉPTIMO DÍA.

3 minutos en solitario ¿Para que hablamos?

AFIRMACIÓN  PARA  SILENCIAR  EL  DIÁLOGO  INTERNO

         AGRADEZCO LA PALABRA, PERMANEZCO EN SILENCIO.

La práctica del séptimo día es tomar consciencia de que el silencio es hermoso tanto como la palabra. Ser cautos con las palabras y observar desde donde las emitimos y para qué, cual es el motivo que nos lleva a decir aquello que queremos decir o vamos a expresar.

¿Sale  desde el miedo o desde el amor?

¿Hablamos porque nuestro personaje no sabe estar en silencio?

¿Hablamos porque el silencio nos da miedo, miedo a no pertenecer al lugar en el que nos encontramos?

¿Hablamos porque si silenciamos nuestras palabras parecerá que no somos inteligentes, o no estamos atentos?

¿Hablamos para que el otro no piense que no nos importa lo que nos están contando?

¿Para qué hablamos?

La inmensa mayoría de nuestras conversaciones tienen la intención de una necesidad de pertenencia, una necesidad de no sentir la soledad, pensando que el silencio está relacionado con la soledad, sin embargo esto sólo es una creencia, podemos permanecer sin hablar tanto, o hablar sin sentido, o hablar emitiendo bromas que en ocasiones, no digo siempre, no vienen a la ocasión o están fuera de lugar.

Hoy, después de haber practicado el silencio durante seis días, será fácil esta práctica de guardar silencio en las conversaciones, en los lugares, (ascensor, tienda, trabajo, amigos, familia, pareja), desde una decisión consciente de elegir el silencio como alternativa de pertenencia, de respeto a la conversación de la otra persona, como un “TE VEO”, “TE  ESCUCHO”, “ESTOY  POR TI”, guardando silencio, tomando la decisión de no emitir ningún juicio en la conversación que tengamos o en el lugar donde nos encontremos.

Cuando estemos conversando, sólo escuchar  y decir a la persona o personas que estén con nosotras, “te escucho, es interesante lo que me cuentas” ¿Quieres mi opinión ante lo que me cuentas? ¿Quieres saber cuál es mi opinión?  Me gusta escucharte, me gusta que confíes en mi cuando abres tu vida, y/o cualquier frase que contemple al otro y su conversación cuando el silencio de la escucha y su respeto sea difícil, mientras mantener el silencio el máximo tiempo posible.

Hoy el silencio te acompaña en todas tus palabras, te acompaña para escuchar desde el respeto del otro, sabiendo que el otro no existe y es un regalo propio que endulza nuestro ser.

Antes de opinar, o de emitir cualquier palabra, podemos preguntarnos ¿Es necesario lo que quiero decir?, ¿Es bondadoso? ¿Es útil? ¿es verdad? ¿Aporta de forma amorosa y amable?, si estas preguntas tienen una respuesta negativa, el silencio es la mejor de la elecciones y el mayor de los respetos.

Bríndate el respeto del silencio y sentirás como tu alma emite una frecuencia de vibración alta, resonando la abundancia en tu entorno.

Respira profundamente cada vez que elijas acudir al silencio e incluso puedes evocar el recuerdo de ese lugar que creaste ayer, donde “TODO ESTÁ BIEN Y ES PERFECTO”y seguidamente “AGRADECE POR LA OPORTUNIDAD DEL SILENCIO”

Maku Sirera Pérez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s