Décimo segundo día de 21 «EL PERDÓN»

«Hay gente que con sólo dar la mano rompe la soledad, pone la mesa, sirve el puchero… con sólo abrir la boca llega a todos los rincones del alma…» (Hamlet Lima Quintana)

Siempre tenemos la oportunidad infinita de crear momentos inolvidables, de hacer que las situaciones sean maravillosos escenarios para recordar en el futuro, cuando se hayan convertido en pasado.

Cuando observamos una situación, un momento, estamos creando foco en él, estamos haciendo que ese momento o esa circunstancia sea para nosotros lo que creemos que es, en el mismo momento en el que estamos observando, desde nuestro criterio, desde nuestra perspectiva, desde nuestro modelo de mundo lleno de creencias, de programas, de necesidades, sujetos a nuestros intereses y valores, desde ese punto y siempre desde ese punto, movemos nuestro mundo y parte del mundo en el que vivimos y nos desarrollamos.

Somos un todo indivisible

El acontecimiento vivido, no es posible cambiarlo y mucho menos si ya ha sucedido, sin embargo, sí es posible cambiar la visión del mismo y es en ese instante cuando todo puede cambiar, cuando todo sucede de nuevo, cuando la maravillosa oportunidad de vida, se nos presenta de nuevo y cambiamos nuestra vida e incluso ese mismo acontecimiento, pues sólo queda ya en el recuerdo y es ese recuerdo, ese acontecimiento, el que cambia en nosotros y somos capaces de cambiar nuestro presente y nuestro futuro.

El juego de la vida, está lleno de experiencias que nos hace capacitarnos para subir de nivel, pasar de pantalla, cambiar de forma, transcender a otras dimensiones desde la toma de consciencia, desde el aprendizaje propio, desde «ME VEO» con todo lo que creo ser, con todo lo que soy.

El juego de la vida, está lleno de personas en encuentro constante, que nos transportan y nos transforman, que nos bailan, que nos acarician, llevando su alma a la nuestra y la nuestra a la suya.

En el juego de la vida, existen más oportunidades de crecer, de amar, de alcanzar, que de lo contrario.

En el juego de la vida, existen más personas hacedoras de milagros y creadoras de comienzos, que de lo contrario, simplemente debemos querer elegir decidir «VERLAS» y para eso, debemos querer elegir decidir «VERNOS» o lo que es igual… viajar hacia el interior de nuestro «YO», encontrarnos con nuestra alma y «HONRARLA», «HONRARNOS».

Ser conscientes de que todo parte de una misma y vuelve con mayor intensidad y frecuencia a una misma, es una de las herramientas vitales que nos ayudaran a seguir jugando el juego de la vida, desde la alegría de sentirnos transitando por el camino de la felicidad.

Ese camino que entona sonidos de libertad y tiene olores infinitos a grandeza humana.

Es en este lugar inmenso de conexión absoluta con la unidad y con el Todo, es en este lugar, dónde tomamos consciencia de que nunca hemos estados separados de la unidad, nunca fuimos separación, simplemente, estábamos transitando por el juego de la vida, aprendiendo a ser nosotros mismos.

Es en este lugar donde los JUICIOS no son, no están, no existen, no son necesarios, no son emitidos ni omitidos.

Es en este lugar donde los JUICIOS no tienen cabida, ni lugar, ni espacio, ni tiempo, ni destiempo.

Es en este lugar donde los JUICIOS tienen el significado de nada pues nada existe en este lugar para ser JUZGADO.

Es en este lugar donde Todo está bien y es perfecto, donde las opiniones o valoraciones sobre algo o sobre alguien no tienen necesidad, donde la razón no tiene sentido, donde la determinación de tener criterio no tiene fundamento, pues es en este lugar donde SOMOS, donde SOY, tan simple y a la vez grande e inmenso, SOMOS, SOY.

Un lugar en el interior de cada una, conectado con Dios, nuestra esencia y nuestra alma, donde la necesidad ni siquiera ha sido creada. Donde el perdón, se queda a las puertas, pues es innecesario.

Hoy, Os invito a que creéis conciencia de lo que tenemos, de lo que somos, de lo que hacemos. Llenad vuestros escenarios de comprensión, sin juicios y tomando consciencia de la vida. Vivir con ilusión, con alegría, con satisfacción, con valoración, con perdón hacia nosotras mismas, por todo aquello que nos gustaría tener. Con perdón hacia los demás, por desear todo aquello que nos gustaría obtener, tener, disfrutar. Detener nuestra mirada y nuestra mente y observar, tomar consciencia de que abrir el grifo de nuestra casa y que salga agua, es todo un privilegio. Guardar los alimentos en un frigorífico, es todo un privilegio. Poder lavar nuestra ropa en nuestra casa, con una máquina que nos hace ese trabajo mas ligero, es todo un privilegio.

Hace mas de 60 años, todo esto era un sueño, para muchos inalcanzable.

«Hoy» reir hasta que nos duela. «Hoy» Valorar la ducha al abrir el grifo y darnos cuenta de que el agua está caliente. Pensar que por cada animal que sufre por un acto deshumano, existen 1000 personas que defienden la vida y los derechos de los animales. Seamos conscientes de que por cada político corrupto, existen 1000 personas que se unen hacia los derechos de los seres humanos y en favor de la paz y la honestidad. «Hoy» seamos conscientes de que el sol, además de calentarnos, nos ilumina, nos da vida, la mantiene, la crea. Que la luna es la magia de los encuentros amorosos y de promesas. » Hoy» disfrutemos de las personas que nos rodean, de los momentos, de las cosas que «sí» tenemos. Soltad! Perdonad el pasado y disfrutad del «aquí y ahora» para así, crear un futuro pleno de comprensión que nos conduce a La Paz.

Maku Sirera

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s