Décimo día de 21 “SIN JUZGAR A LOS DEMÁS “

“La familia, ese lugar maravilloso de aprendizaje para no emitir juicios”

Maku Sirera

Al conocer la historia de tu familia y la de cada uno de los miembros, nos conocemos a nosotros mismos con toda la inmensidad y su esencia.

La familia es un gran lugar de aprendizaje, un lugar de entendimiento, un lugar dónde vivir desde la tolerancia y el respeto a la diversidad, un lugar dónde ejercer opiniones desde el desacuerdo, respetando el derecho a la expresión propia desde el respeto y la inclusión ideológica y emocional.

La familia es un ente que existía mucho antes de que nosotros naciéramos y seguirá existiendo cuando nosotros no estemos físicamente.

En la familia existe toda la información de lo que somos y de cómo, en muchas ocasiones, nos comportamos.
Aventuras, secretos, encuentros, filosofías, creencias, valores, dramas, acontecimientos, masculino, femenino, roles, polaridades, ordenes, jerarquías, hijos, niños, fidelidades, finalidades, repeticiones, patrones, programas, proyectos, denominadores en común entre algunos o parte de una rama del clan, situaciones no dichas, hijos ocultos, un sin fin de circunstancias vividas desde varios puntos de vista y sentimiento, un sin fin de acontecimientos y de encuentros que tienen un fin común entre todos los clanes familiares y es que la vida continúe.

La esencia de este gran ente es el “AMOR” la supervivencia desde la evolución y el perdón a lo vivido que le da sentido a la humanidad. Las generaciones que nacen después de cualquier acontecimiento surgido tienen el proyecto de sanar desde el poder de la evolución de la humanidad y el “AMOR“, así es como el inconsciente del clan, conectado al inconsciente colectivo y por tanto a la energía del “AMOR” crea el proyecto de miembros buscadores, encargados de reconocer a cada miembro de sus ancestros y de su clan, la intención positiva del momento y llamar al perdón, a la compresión, a la inclusión y a la integración de todo cuanto ha acontecido, con la posibilidad de cambiar el sentido de vivir lo que acontecerá de distinta manera y forma.

No existen salvadores y por tanto tampoco su polaridad, existen buscadores de sentido a la vida. Existen miembros integradores del pasado para comprenderlo, soltarlo, SIN JUICIOS y de esta manera seguir avanzando desde la libertad y el desapego hacia la libertad del AMOR familiar y propio.

Existen miembros que se encargan de seguir fomentando el sentido de la humanidad y de la vida y es el “AMOR” en toda su esencia, en lo esencial, “AMOR PURO” dirigido al ser y no a un ser en concreto, sino al ser y su esencia, a la expansión, a la evolución y a la supervivencia de la vida.

Busquemos pues el conocimiento en nuestro clan. Conozcamos pues la historia de nuestro clan y la de sus miembros y así sabremos entender más quienes somos.

Ofrezcamos pues un gran legado de conocimiento desde el perdón y el AMOR a nuestros hijos. Quizá de está forma y manera, podamos cambiar el camino futuro de nuestra familia y también así contribuir a un cambio en la humanidad.

“La familia, ese lugar donde tenemos la maravillosa oportunidad de aprender y practicar “la no interferencia”, “no juicios, “aceptación ” , “tolerancia” y “respeto”” y además TOMANDO CONCIENCIA DE NUESTRA PROPIA ELECCIÓN.

Una sabía decisión es pues “NO JUZGAR”. 

Maku Sirera

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s